Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, inhumanos o degradantes

La Convención contra la Tortura es uno de los principales tratados internacionales que se pronuncia en contra de la tortura, otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y procura su erradicación en todo el mundo. Fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1984, y entró en vigor el 26 de junio de 1987. Se basa y justifica en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.