Convención Interamericana contra toda forma de discriminación e intolerancia, (aún no ratificada por CR)

La Convención (2013) es un documento ambicioso que ha sido ratificado por muy pocos países (Costa Rica no lo ha hecho), que intenta visibilizar el problema de la discriminación en diversos contextos, recogiendo una serie de tendencias y conceptualizaciones contemporáneas en la materia (acciones afirmativas, multidiscriminación, discriminación indirecta), y que impone al Estado un conjunto de obligaciones. Cuenta con una amplia descripción de discriminación: “cualquier distinción, exclusión, restricción o preferencia, en cualquier ámbito público o privado, que tenga el objetivo o el efecto de anular o limitar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de uno o más derechos humanos o libertades fundamentales consagrados en los instrumentos internacionales aplicables a los Estados Partes”