Convenio 111 OIT, sobre la discriminación en el empleo

Mediante el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), el cual entra en vigor el 15 de junio de 1960, los Estados parte se comprometen a promover la legislación que prohíbe todo tipo de discriminación y exclusión en cualquier forma, incluyendo “cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación”.