Ley 8589, Ley de Penalización de la Violencia Contra las Mujeres

Esta ley (2007) tiene como fin la protección de los derechos de las víctimas de violencia y la sanción de todas sus manifestaciones -física, psicológica, sexual y patrimonial- en contra de las mujeres mayores de edad, en el contexto de una relación de poder o de confianza. Este tipo de legislación sería la segunda en el mundo -además de España-, en tipificar el delito de femicidio para “quien dé muerte a una mujer con la que mantenga una relación de matrimonio, en unión de hecho declarada o no” y establecer la pena de prisión correspondiente.